sábado, octubre 12, 2013

Décadas de mi pasado















Con el cabello vistiéndose de gris
y la mirada cada vez más llena de sabia melancolía
el rostro marcado por las lecciones de cada día
y décadas acumulándose en la propia historia
es que hoy la visito como a un viejo y querido amigo.

Aún recuerdo la dicha y el desconcierto del primer beso
el dolor del primer rechazo
la indescriptible y profunda emoción del amor no correspondido
aún llevo en la piel el aroma del primer cuerpo que exploró el mio
aún puedo sentir el temblor del primer llanto del primer adiós
la desazón y el sentirme abandonado en mi primer fracaso
y los ojos ardiendo por lágrimas contenidas al escuchar la letra
de aquella canción que traía tu nombre a mi memoria.

Aún siento la sombra en el vacío de la despedida
y el terror de enfrentar lo nuevo en un lugar desconocido
sin amigos ni amor o familia, recibiendo la fría caricia de la soledad.
aún recuerdo la confusión en la adolescencia
con mis ganas de gritar ante la aparente injusticia de esos años
todos llenos de promesas, de posibilidades de sueños y de mi propia inutilidad.

Aún siento la profunda tristeza de la solitaria lucha
por descubrir quien era, que deseaba y hace donde me dirigía
aún siento  las lágrimas en mi rostro por el no sentirme amado
la venenosa ira al saber que siempre era el no elegido
ver como las manos mas amadas a otro rostro llenaba
de caricias
y sentir las mías tan huérfanas de calor de compasión o piedad.

Aún recuerdo las calles y las ciudades que vieron en silencio mi caminar
hacia ninguna parte, sin ningún rumbo, esperando que las sombras caigan
y con ellas fenecieron el dolor, la pena y la angustia
aún me recuerdo postrado en el rincón mas oscuro del lugar más olvidado
rogando por un alivio que nunca sentí, por un final que nunca llegó

Y todos ellos, mis recuerdos y vivencias
son la piel que hoy cubre mis huesos
las arrugas que surcan mi rostro
las marcas en mi cuerpo, las cicatrices en mi ser;
son los cabellos grises, la mirada apagada
la sabiduría triste, el cinismo en mi hablar;
son mi letras, estas letras, que son de mi dolor un suspiro
sus hijas, que son mi alivio, mi consuelo, mi caricia
y el único amor que me ha correspondido...

miércoles, junio 12, 2013

Being Alive

Peace a good day would come
to end this restlessness
to tame this roaring anguish storming in my chest
but hunter and pray I became
in this jungle that life already is
that give no mercy nor rest neither calm
not even the ilusion of slowing down
for any time being.

I feel myself sometimes crushed
by the overwhelming need to rest
tempted to fade away and fall into oblivion
until my name is no more
and live the life of the trees
in quiteness and anonimity

I just wanted to stop this crazy pace to nowhere
to have no name, no possession, no needs
just breath without meaning
walking like a ghost being there without being
staring at the surrounding being seen by nobody
with no duties nor obligations with no one
nor men or state not even the loved ones
and just be whoever I chose to be and not even that
bent my freedom to my own principles
chain my actions to my own will
and give answers for my actions to no one,
to truly be the owner and maker of my own destiny
and not the one that have to choose to act
balancing the forces of men and I

I just want to rest in peace without stop being alive.

sábado, enero 07, 2012

El Fin de la Tristeza

La Edad de la Tristeza.-


El Fin de La Tristeza

Alzo mi copa en esta noche...
por la esperanza del fin de la tristeza... mi tristeza,
siento el fuego del licor recorrer mis entrañas
queriendo que ahogue para siempre...
las lágrimas que explotan en mi pecho...
y confundir con alegria el llanto
que se acumula muy dentro de mi...

Brindo angustiado, abrazado por la esperanza
del fin del dolor... el fin de este suplicio...
El fin de sentirme mendigo y olvidado...
desposeído, desvalido y abandonado...
de sentir esta soledad en cada respiro...
el desamor en cada paso, en cada reflejo, en cada sombra

Alzo mis manos mirando el brillo de mi copa...
siendo desfigurado por mis lágrimas de impotencia...
de querer llorar con todo el alma...
llorarme los años, las dichas, los rencores
llorarme el olvido, las ausencias, los desamores...
llorarme la perdidas, los abandonos, las miserias...
llorarme cada segundo de existencia, llorarme la vida entera
pero llorar al fin y sin fin...
y sentir en la catarsis de tantas lágrimas
que dejo el pasado, las cadenas que me aprisionan
y se abre finalmente las puertas de la libertad
y sentir alivio y sentir paz...
y sentir que lloraré porque hay dolor pero ya no mas por mi dolor
porque él se fue cuando a mi mismo me lloré por ultima vez
el día que alze mi copa celebrando el fin de mi tristeza.

viernes, noviembre 25, 2011

La Nueva Era.- Un Castillo de Luces


Un Castillo de Luces

Y despierto feliz en este castillo de luces,
que es de mi amor por ti la fortaleza,
en donde tu reinas por sobre todas sus murallas.

Por fin has llegado a habitar en mi pecho
llenandome de ilusion tan enamorada!
he anhelado tanto de ti la llegada,
he rogado tanto por tu ser en mi regazo
que hoy que por fin has arribado,
de alegria tan intensa, de profunda dicha
me siento tan lleno, tan grato.

Lágrimas de felicidad que habia ya olvidado.
derrama mi rostro sobrecogido por tal sorpresa,
brillando con la luz de tu ser de nobleza plena
y siento mi pecho desbordante la esperanza

Ya mis manos estan listas para dar al amor mis mejores obras
y siento inmensa mi fuerza, para amar sin rendirme,
para entregarme completo, sin temores y convencido
y recorrer el rumbo incierto del amor apasionado
queriendo llegar hasta al final, cualquiera que éste sea
sintiendote a mi lado en cada paso en cada sendero.

Amor que al fin a mi has llegado
llenando de alegría los rincones que antes de ti eran tan vacíos
hazme fuerte allí donde habia miedo
justificame ahora que ya siento significado
y no me abandones a pesar del destino y sus caprichos.

Te quiero a ti, que llenas mis campos con tus Flores
y Consuelo a mi ser con generosidad procuras.
que en esta nueva Alba que a mis dias abraza.
no se agote esta dicha que la vida me regala.

viernes, octubre 28, 2011

La Edad de la Tristeza.- Quièn



Quièn...

Cuando en mi ùltima hora mi pecho arranque un ùltimo suspiro
y hacia el infinito mi mirar se dirija ya sin brillo.
¿quièn me acompañarà en ese íntimo encuentro con el ya no ser?
¿quièn caricias de consuelo me procurarà si me invade el miedo al final?
¿a quièn contemplarè por ultima vez y en su rostro infinito amor habrà?
¿quièn mis ojos cerrarà cuando ya miren sin mirar
y a mis oidos susurre un amoroso adios
besando mis ultimas làgrimas al partir?

¡¿Quièn... quièn... quièn?!
quièn, si ahora contemplo tan solo el desierto de mi soledad
y me siento así, tan vencido por esta infinita tristeza,
por este llanto lastimero y estas làgrimas de fuego
que es todo el calor que tengo y que recibo;
y siento tan intenso el abandono y desdicha en cada respiro,
anhelando sin consuelo y sin remedio a aquella...

Aquella que de a mi ser caricias de bondad,
aquella que llene de magia mi existencia
y con quien la vida sea una aventura sin igual;
aquella que me enseñe del buen amor,
con sus palabras amables, su mirada tan llena de dicha
y su voluntad inquebrantable;
aquella que me abrace en silencio y en sus brazos encuentre mi lugar,
a quien no asuste mi forma de amar
exagerada, desesperada y desesperante
como si no hubiese mañana, como si cada instante fuese el final...
y aun cuando mis errores roben lo mejor de mi,
y me contemple en mi miseria y perciba en mi infinito dolor
toda mi desdicha y lo desposeìdo de mi corazòn...
me elija y elija estar conmigo sin duda ni temor,
por todas mis virtudes y a pesar de todos mis defectos,
a cambio de la promesa de siempre cuidar de ella
y de hacerla feliz con la capacidad de todos mis talentos;
aquella que acompañe mis pasos y en la hora de la muerte...
contemple yo por ùltima vez, sintiendo su infinito amor
y cierre mis ojos que mirarán sin mirar
y me susurre al oido un amoroso adios
mientras besa mis ultimas làgrimas antes del final.

lunes, octubre 24, 2011

La Edad de la Tristeza.- Tengo


Tengo

Tengo el rostro marcado por la desdicha
y las manos marchitas de tanto esperar,
no conocen mi mejillas de piedad caricias
ni mis recuerdos palabras de bondad.

Tengo mi pecho hundido por esta angustia infinita
y mi corazon sangrando penas sin edad,
mis ojos siempre húmedos con làgrimas que no me abandonan
habitando las horas de estos dias sin consuelo ni felicidad

Tan huérfano mi corazòn de amor està
y de calor humano mi alma tan desposeída,
que ya no siento el frio de esta noche tan oscura
y me hallo mendigo por un poco de piedad.

¡Que tristeza tan profunda y que dolor tan inmenso!
mientras contemplo mi ilusión agonizando sin remedio
por el amor que me ha sido negado una vez mas
esperando su último suspiro
y guardar el luto por lo perdido
y empezar de nuevo...
o hallar por fin, el final.

viernes, junio 15, 2007

Los días de Luto.- Tristeza


Dulce Melodía

Dulce la melodía
con que mi tristeza me abraza
y en su ritmo lento y melancólico
mi rostro se viste de lagrimas
y mi boca de sonrisas
es el doloroso recuerdo
de la plenitud de ella a mi lado
de la vacuidad de todo sin ti
empiezan suaves los acordes
acariciando mi rostro
borrando la soledad
y en el cadencioso tono
memoria de sus besos, de su mirada
sus palabras, su voz y su calor,
la alegría me invade
como si nunca se hubiese ido,
música el in crescendo de mi dicha
danzando al ritmo de sus acordes
girando en tal éxtasis, soñando con ella
abrazándome fuerte a su cuerpo amado
y quedo le susurro cuanto la amo
cuanto la he extrañado
lo mucho que su presencia me ha faltado
sonrío feliz de tenerla a mi lado...
mas del centro de mi pecho
nace el ardiente llanto
que sube a mi rostro de ojos entrecerrados
dejando escapar lentamente mis sollozos
al saberme solo en mi habitación oscura
abrazando el fantasma de su recuerdo
sintiéndome de golpe tan vacío.
mis brazos tan yertos, mi alegría tan efímera,
amargos los yerros que me llevaron a tu ausencia
lánguida la mirada que busca en esta oscuridad
los recuerdos de ti...
Dulce la triste melodía de mi estar sin ti...
Oh piedad!, piedad de mi...

Gunther Sotomayor

15 de Junio del 2007

miércoles, junio 13, 2007

Los Dìas de Luto.- Ausencia

La sonora ausencia...

Vida mía... amada mía
lagrimas nacientes, gemidos quedos
cerrar mis ojos y en su oscuridad contemplar
el recuerdo de ti... mi rostro de ti
melancolía y ternura emergieron
en poderoso torrente que mi piel erizar pudo
tenue sonreìr que mi rostro dibuja
feneciente en una pira de tristeza
de tu ya no estar junto a mi,
a la espera o en mi regreso
ya no esta tu voz al despuntar el alba
ni tus besos en las buenas noches,
tus caricias en mi angustia,
tu risa en mi carcajada,
ni mi hogar en tus brazos.

Me abrazo y me aferro al recuerdo de ti,
ánima partida habitando mis rincones
los que fueron, los que son tan solo tuyos...
abrazo mi cuerpo huerfano de tu calor
dolorosa la luz de todos los días
sintiendo mis manos sin las tuyas
mi latir sin el tuyo.

Cae mi mirar
mi vientre se doblega
mis piernas vencidas
peso doloroso que halla en mis entrañas
pasto para la melancolía...
llanto a lágrima viva
quejas a grito partido
un te amo que no es escuchado
un te necesito en el silencio
y como epílogo
la sonora ausencia de ti, amor mio.

11 de Junio del 2007

jueves, abril 05, 2007

Los Días de Luto.- Rogando por el llanto

Cuando el dolor agobia y a lo alto ruegas por alivio...



¡Oh Señor, llanto pido!

¡Oh Dios, a Ti te ruego, hincado de rodillas y lastimero!
me concedas la gracia de llorar este dolor que me agobia,
abrir las compuertas del llanto y sollozar a lágrima viva
el vergonzoso pesar de este amor que no ha sido correspondido;
y aunque sé que no soy ni el primero ni el último
que por las mismas angustias las lágrimas brotan,
no es menor mi fracaso ni más pequeña mi derrota;
quizas mas cruel, porque el desamor ha vencido,
cuando amé, Señor, como Tu Palabra exhorta
y aún así al final de esta jornada
de amar sin medida, de dar sin esperar,
de sacrificar con gozo, de ser fiel en lo adverso,
de aceptar humilde las espinas que adornan
del amor los favores y sonreír auténtico a la Vida
sin importar si ésta me salude con la peor de sus miradas
y aún sin permitirle a la más ignominiosa de las traiciones
manchar con dudas la candidez de mis emociones,
aún así, Señor Mío, he sido víctima del desprecio
y desde el profundo pozo de esta tumba que me acoge
elevo ésta plegaria, ¡Dios Eterno!
¡dejádme llorar todo el dolor que a mi espalda dobla
y que sea resarcido el Amor que me ha sido arrebatado!

Gunther Sotomayor

2 de Agosto del 2002

Los Dìas de Luto.- Ironía

Cuando has amado sin haber sido amado...


Ironía

¿Y si no me he equivocado?
¿Y si yo la amé como dice el Amor?
si sufridamente todo le perdoné y todo le creí,
todo lo esperé, a toda dificultad me acostumbré;
si no sentí goce por sudolor, ni me lleno de soberbia
sus besos y sus frases de amor,
si me convertí en el hombre que ella deseaba
si sacrifiqué mis anhelos y desterré mis egoìsmos,
si acepté que no puedo tenerlo todo por todo el tiempo
y que si soy feliz también debo ser desdichado
y que al final del balance más sonrisas que llantos
mis labios debieron haber marcado,
si a su lado brillaba y sin ella soy esclavo,
si cuando necesitaba de mi, nunca me he ausentado,
si jamás le he faltado y he sido su hombro para el descanso
y oído para sus quejas y consuelo para su llanto
si de mi boca tan solo han salido palabras llenas de ternura,
sin ningún reproche, jamás duras o llenas de hastío
y aún cuando su inconsecuanecia o inconstancia
llegaban al extremo de agobiarme,
ahogaba en mi pecho gritos de cansancio;
si cuide de su sueño cuando enferma
y fui sus brazos cuando sus fuerzas flaqueaban,
si fui feliz en sus sonrisas y desdichado en su dolor,
si fui tanto y en tal manera que de sus labios he arrancado
que soy lo mejor que le he pasado...
¡¿porqué estoy aquí tan solo y por ella despreciado?!

Gunther Sotomayor

2 de Agosto del 2002